INGREDIENTES

Para 24 unidades

  • 2 huevos

  • 60 gr. de azúcar 

  • 45 gr. de harina 

  • 80 gr. de manteca derretida

  • 150 gr. de coco rallado

  • Ralladura de limón

PREPARACIÓN

  1. Batí los huevos con el azúcar y la ralladura de limón hasta que estén bien esponjosos. Luego añadí la harina y batí hasta integrarla. Agregá la manteca derretida en forma de hilito y batí hasta incorporarla.
  2. Agregá el coco rallado y continuá batiendo hasta obtener una pasta espesa. El coco, poco a poco se irá hidratando y espesará la mezcla para poder moldearla ¿Querés saber un secreto? El limón acentúa el sabor del coco.
  3. Poné la pasta en una manga de repostería con boquilla grande de picos y, sobre placas enmantecadas y enharinadas, armá copitos.
  4. Cocinalos en horno caliente hasta que estén sequitos por fuera y húmedos por dentro. Tené en cuenta que te saldrán 2 docenas de coquitos chicos y que cada tanda que vaya al horno se cocina en unos 12 minutos. Para lograr que, al cocinarlos, conserven adentro una textura húmeda podés agregar un poquito de almíbar o miel.