¡¡El pan rallado puede ser un aliado muy versátil en tu cocina!
Fundamental para las más ricas milanesas, sin duda. 🤤
Pero hay muchos otros usos que pueden dársele para hacer tus comidas mucho más deliciosas.
▪️  Gratinados: aporta crocancia si lo mezclás con queso rallado para derretir. Podés probar de mezclarlo con ajo y perejil picado, otras especias e incluso ralladura de limón para un toque especial.
▪️  Tartas: Si le ponés sobre la base de masa, antes del relleno, te van a salir más secas y crocantes, evitando que se humedezca por los líquidos que tengan tus rellenos.
▪  Salsas: cuando necesites espesarlas, el pan rallado aporta textura y sabor diferentes. Además puede ser sustituto de la harina en más de una ocasión, ¡hay que ser creativos!